La crisis en Sevilla

abril 29, 2009

Largas colas de ciudadanos se agolpan con impaciencia, y muchas son las caras de sueño y tristeza que se pueden ver a primera hora del día de hoy. Esperan que se abran las puertas de las oficinas del INEM, situadas en la calle febo, en la zona de triana. Una gran cantidad de carteles rellenan árboles, paredes, establecimientos, tablones o supermercados de personas que ofrecen sus servicios o buscan trabajo.

 

Sevilla está empapelada de todo tipo de anuncios de personas desesperadas que necesitan trabajar en esta época de crisis. La entrada y salida de los colegios se convierte en un concurso de peripecia por parte de los padres para aparcar y dejar bien situados a sus hijos, para que acudan a las clases, y posteriormente para recogerlos, ya que la policía local, mandados por el alcalde, se sitúa en la línea de fuego para poner contra más multas mejor. Por si fuera poco castigo, Sevilla será, dentro de poco, la tercera ciudad de España con las multas más caras. El Ayuntamiento quiere encarcer las sanciones y equipararlas con ciudades, como Madrid y Barcelona.

 

Y todo este ajetreo y estrés que se produce en la entrada y salida de los colegios a causa de las multas, sucede en el peor tiempo posible por el caso Marta Del Castillo, los padres están aún más pendientes de sus hijos. Este caso se ha convertido en el circo mediático de España, como casi todo lo llamativo que sucede en Sevilla, como el caso Arny, como la estampida en plena Semana Santa, o como los escándalos en el fútbol, cierran los estadios sevillanos, pero no lo hacen en otras ciudades.

 

En estos tiempos, los supermercados de la ciudad más baratos están ahora más llenos que antes, la gente ya sabe donde acudir para pagar menos, y los establecimientos más caros son un auténtico desierto.

La Universidad de Sevilla ingenia nuevas campañas de publicidad para la temporada que viene, ante el gran descenso de matrículas este año. El estudio universitario en España está en crisis, los estudiantes sevillanos de la pública tampoco han pasado por alto el famoso plan Bolonia, y ya se han encerrado varios días, sin que ningún alto cargo vaya a visitarlos.

El triunfo prematuro de Izquierda Unida con el gran montaje de las bicis se resquebraja, la mitad de las bicis están ya en mal estado, no se reponen ni se arreglan.

 

Los gastos de los sevillanos van a más y la única preocupación hoy del alcalde, Monteseirín, es que el metro eche andar en este primer tercio del año. Este metro será el más caro de España, un billete costará casi el doble que en ciudades como Madrid y Barcelona, por lo que la inquietud del alcalde, para que el metro eche a andar rápidamente, se puede intuir.

 

El gobierno de Zapatero dio a principios de año al Ayuntamiento de Sevilla la módica cantidad de 123,7 millones de euros, se suponía que para luchar contra la pérdida del empleo, casi cuatro meses después el paro sube y sube. A finales de 2008, en número de parados aunmentó, ese mismo año, en 54.117 personas, un 42,57%. La cifra total de parados registrados para febrero de 2009 asciende a 180.719 personas, 7.014 más que en enero y ya se hacen apuestas que apuntan a que volverá a subir este mes de marzo. Son cifras claras y reales que deben hablar en voz alta para que la preocupación de los que mandan cambien en la dirección que necesita la ciudad.

crisisi

 

Además, un gran escándalo de corrupción de ha destapado en la ciudad hace muy poco, aunque ya parece que se ha olvidado. Las facturas falsas del ex secretario del distrito Macarena, José Marín, por la que ya ha sido condenado a cuatro años y nueve meses de prisión. Vaya panorama que tiene el primer edil sevillano. El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido reiteró hace pocos días la dimisión del alcalde por este escándalo de corrupción.

Anuncios